sábado, 28 de marzo de 2020

Las larvas Amarillo y Rojo han venido a una fiesta de Fanta!!! :-P :-D

En Netflix podemos ver una serie surcoreanoa de dibujos animados que trata de dos larvas que viven las alcantarillas y analizan todas las cosas extrañas, al menos para ellas, que ocurren en su mundo subterráneo. En el episodio "gaseosa" una botella de soda de naranja, quizá fanta, cae en el desagüe. Al golpear el suelo se produce una pequeña raja entre la tapa y la botella haciendo que el liquido se vaya derramando. Rojo y Amarillo miran con curiosidad...

La serie me hace reír mucho, ¡quién pudiera tener una vida tan simple y despreocupada como estos dos amigos del alma! En estos tiempos las fiestas ocurren en casa con los que estamos, así que nos cepillamos todas las latas de fanta que fui adquiriendo en compañía de las dos larvas más divertidas del mundo :-P

Estados UnidosRumanía, gracias a KarenPolonia, del TEDi

Portugal, de BragaEspaña, de San Vallés del CugatFrancia, de París

Rojo prefiere la fanta tailandesa de fresaA Amarillo le encanta la fanta francesa

domingo, 12 de enero de 2020

Un refresco de naranja desde Austria!!! :-D

Mi amigo y compañero Ángel ha estado de vacaciones con su familia en Viena y además de la fanta austríaca me he traído un refresco de naranja austríaco que se llama Radlberger :-) Gracias!!!

El refresco es más traslucido que nuestra fanta española y según la etiqueta contiene un 3% de zumo de naranja.

En la web de Radlberger se puede leer:
"El clásico de la familia Radlberg.
¡Frescamente afrutado y de dulce natural, Radlberger Orange te acompaña durante el día!
Disponible en botellas PET de 1.5l y 0.5l en tiendas de alimentos".


La degustación la hicimos Gertru y yo una mañana de sol radiante de un domingo :-) Todas nuestras papilas degustativas listas para saborear cada matiz.

El refresco está indudablemente ajustado al gusto austríaco, un refresco poco dulce, cítrico y con ese sabor a naranjas "orgánicas". Austria tiene el porcentaje más alto de todos los países europeos en tierras agrícolas cultivadas orgánicamente, lo que influye fuertemente en el gusto de sus gentes.

Gertru dice que tiene poco sabor, a mi me recuerda a los refrescos de mi infancia en Alemania, unos refrescos parecidos a gaseosa de naranja que pretende saber a nada más que la fruta exprimida.